Hacer poema-tripa de mi corazón enajenado

Hacer poema-tripa de mi corazón enajenado

 

Si hubieras sabido preservar

el esplendor de tus ideales y espejismos,

y librar tu corazón del  hacerlo trizas,

del desgarro de existir

y como corza joven y valiente hubiese

trotado movido por su rizado latido…

 

Si no hubieras osado emular a Cronos, y castrado

a su padre Urano, no te  habrías incardinado

en el espacio y el tiempo, deviniendo

tu carne y tu alma, tu ser sexuado y parlante

en pasto a merced del fuego.

 

Si de la sangre seminal vertida sobre la ola

no hubiera tu fantasía adorado el cuerpo de Afrodita

y engendrado a Pandora, destapando

más allá del velo de la belleza los infinitos males…

Es por esto que ahora afrontas esta condena

de sufrir tu destino como angustiado Prometeo

que expone sin tregua su hígado a ser devorado.

 

Si te pusiste a escribir, es porque en el momento álgido

de tu dolor  ¡La Mujer! te apreso y hechizo;

con deseo decidido pasaste a ofrendarle tu “miocardio”

trasplantado tu carne a los versos que hoy le escribes.

 

Ay amor, si supieras como gozo regenerando

mi cuerpo lacerado en el anhelo de querer sentir

tu dulce picoteo, recreándose en mi intima entraña,

haciendo de las tripas de mis poemas

la causa de mi corazón enajenado.

(J. Porro. Poema 21. 16-4-16)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s