Cuando los puentes estén dinamitados

Cuando los puentes estén dinamitados

 

Cuando todos los puentes estén dinamitados,

los caminos ya no te lleven a Santiago

ni conduzcan a Roma, y el amor no puedas

conjugarlo en ninguna lengua latina…

 

Cuando Eurídice caiga en el olvido del Hades

y tú, émulo de Orfeo, quedes desprovisto de arte y maña

para rescatarla, entonces, habrás de alzarte

y despertar de tu letargo.

 

El gramo de cordura que aún te resta,

una vez caídos todos los espejismos, abre un vacío fecundo

donde has de volver a hacer oír tu singular canto,

sacando de la lira las claves de tu  delirio, locura

donde tu quebranto obtiene cura.

 

Entonces, Quijotesco Orfeo, sabrás que el mejor elixir

para vivir intensamente la vida

es dejar que tu alma, sabiéndose en el morir cuerda,

cante, delire su inmortal victoria.

 

Sabes que tu mayor vitalidad y plenitud

resurge cuando la garganta canta su desgarro

con son de rota cuerda, mientras tu voz

liba a flor de miel

sus más estremecedoras y dulces notas.

 

 

2 comentarios en “Cuando los puentes estén dinamitados

  1. esta poesía es nueva. Me gusta. Hay que dinamitar los puentes al pasado para conseguir llegar a un futuro.
    Esta muy bien que tengas aquí todas las poesias, así puedo ir a ratitos leyéndolas o releyéndollas. Animo que esto se te da bien.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s